miércoles, 21 de diciembre de 2011

Feliz Navidad y Feliz Año 2012

Desde este pequeño rincón cofrade y con el mejor de los deseos para todos aquellos que nos seguís y leéis, os deseamos que paséis una felices Fiestas de Navidad junto a los seres queridos, que recordemos a los que no están con una sonrisa y deseemos lo mejor a los que vendrán. Que el año 2012 supere en todas las expectativas a el año pasado y que logremos vivir en paz y armonía.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Llega Diciembre y comienza la bulla:

Casi pasado el mes de los difuntos, en el cual vestimos nuestras imágenes marianas de luto, en recuerdo de aquellos seres queridos, amigos, cofrades, conocidos, que ya nos dejaron, nos adentramos en diciembre, y justo en estas fechas es el Adviento, o comienzo del año litúrgico, término que viene de adventus, venida, llegada,  próximo al 30 de noviembre y termina el 24 de diciembre y que forma una unidad con la Navidad y la Epifanía.
Con ella anunciamos la llegada del Mesías, un año mas. Un año duro para todos, donde los mercados y la crisis entran en nuestras casas a diario en periódicos e informativos, donde la cruda realidad familiar, hace que les falte a muchas familias. Los cofrades, huimos de los tópicos de estas fechas, porque todas las fechas son necesarias la caridad y solidaridad. La cuestión de marketing, no es necesaria, ya que para los cofrades es una OBLIGACION. Así, a todos aquellos que se fotografían y publican sus bondades (que no está de mas hacerlas), hay muchos más detrás que nada dicen, pero igual hacen, y desde hace mucho. A todos aquellos indignados y “futuros” no sé qué, que no intenten dar lecciones de nada y se lo apliquen a ellos mismos. A estos, le ha entrado la bulla.

Pero no es la acepción esta, la que quiero usar. Quiero explicar en términos cofrades, que es la bulla. Se conoce con este término a la aglomeración de gente que se acumula en todos los rincones de la ciudad cuando está próxima la llegada de la cofradía, es tal el apelotonamiento de personas que es casi imposible atravesar el "tapón" que se forma cuando todos están esperando a que transcurra la comitiva desfilando, a veces se asemeja al movimiento de las olas cuando se ponen en marcha todos al mismo tiempo, es imposible apearse de su estela y hay que dejarse llevar por el grupo. La bulla se forma y se deshace sola, por lo que no hay que agobiarse. El secreto está, simplemente, en no ir nunca en contra y dejarse arrastrar. También se conoce cuando en la delantera de los pasos de Cristos y Vírgenes, concretamente en la zona de los ciriales, se forma una presionada aglomeración de gente caminando hacia atrás (cangrejeros) para bien mirar a la imagen, rezarle o hacer fotografías, casi siempre en zonas de regreso al templo.
Hace un par de años, tuvimos el amago de bulla, en la calle de los balcones, de regreso a la nuestro templo. Seria grato, que se fomentara y extendiera el uso de la bulla, ya que los sentimientos y la cercanía a la imagen es clara y también al trabajo costalero, muy necesitado de ánimo en esos últimos instantes y de los momentos mas intensos y emocionantes de la estación de penitencia.