miércoles, 28 de septiembre de 2011

70 años no es nada. Y a la vez es mucho.

Nuestra cofradía celebrará durante el fin de semana del 14 de octubre de 2011 la llegada del Cristo de la Misericordia a nuestra cuidad. Donado a la cofradía por la familia Villavicencio, ocupa la entrada, por la izquierda, del Santuario de la Virgen de la Piedad, capillla restaurada con piedra natural, por la cofradía hace años, dada la humedad de la pared.
Durante años, procesionó a ruedas, empujado por miembros de la cofradía, ataviados con capa, traje antiguo de nazareno, en un paso de madera dorado, con un enorme calvario de clavel rojo y helecho verde. Hasta la llegada de los horquilleros, figura esta fundamental para el cambio “estetico” de nuestro paso. Con ellos el nuevo paso, de los Hermanos Jiménez de Baza, un heromoso paso caoba, con laterales curvados de difícil ejecución, aunque magníficamente terminado por los artistas bastetanos.
Siempre ha sido testigo de los cambios realizados en nuestra iglesia, siempre recogido y elegante, como que todo lo puede y lo acata, con su bondad infinita. Como enorme anfitrion de su casa, nos recibe sobrio y misericordioso. Muestra de ello, sus pies desgastados por los besos fieles, las peticiones, los ruegos, los sueños, las gracias.
Si, es asi, pero subido a su paso, todo esto se exagera. Porque después de subir al cielo del Templo, asido por cuerdas y fuerte brazos, se posa con su exclusiva elegancia sobre tu paso. Preparado ya, para inundar de Misericordia a su pueblo.
¿Habra crucificados en España? ¿ habrá crucificados tan elegantes y sobrios en su andar? Creo que pocos, podrán rozar el aire como Él, año a año lo hace.
Misericordia, acompaña a tu madre de la Soledad, durante miles de 70 años mas. El pueblo te encesita. Porque si setenta años en tu vida, no son nada, para nosotros, tus 70 años son mucho, y lo sabes, Señor,