jueves, 28 de abril de 2011

martes, 12 de abril de 2011

A solo una semana para la salida del miércoles santo, el tiempo se convierte en tu mejor aliado. Todo se revoluciona de una manera tal, que parece que es imposible realizarlo todo. En una semana de cultos, de montajes, de via crucis, solo le pides al señor que te deje realizarlo todo sin desfallacer.

Los cultos, el novenario, es el acto principal hacia nuestros titulares, para la preparación de las salida penitencial. Es el momento de pedirle. De pedirle por los nuestros, por la familia, amigos, por ti, por los tuyos, por los que lo pasan mal, por todos. Y de agradecer. De dar gracias, por lo que tienes, por lo mucho o por lo poco, lo suficiente. Porque sabes que a cada minuto están contigo, cerca de ti, velando por ti. Nuestros titulares no nos olvidan, seamos correspondidos con ellos. Es el momento de reflexión, de humildad, de meditar los errores y corregirlos, de mejorar internamente, siempre mejorar…de arrojar tu grano de arena, a una montaña q a veces es demasiado grande. Por ello, si todos sumamos, esta montaña siempre será menos.



Y como un cambio radical, pasas de la reflexión de la intimidad, de lo interno y profundo, al lo externo, al montaje, a la limpieza, a la creación, un año mas. Faroles, candeleria,cera, paso, tornillo, tuerca, llave, martillo……El todos a una, cada uno en lo suyo, pero todos a una.



Llegan los nervios, a veces incontrolados, aunque siempre hay alguno que sabe llevarlos a su sitio, que sabe poner la coherencia y la paz, la razón y el buen hacer. Todo por el afán de hacer las cosas bien.
Para algunos, el año, es una semana, para los cofrades y cristianos, la vida es todo el año.

jueves, 7 de abril de 2011